6 formas en que los motores de búsqueda impulsados ​​por IA cambiarán Internet para siempre

Desde que ChatGPT se volvió viral, la industria tecnológica ha estado obsesionada con la idea de los chatbots de IA y cómo nos afectarán. De hecho, Microsoft ahora integra un chatbot similar a ChatGPT directamente en Bing, llamándolo el «nuevo Bing» diseñado para interrumpir el monopolio de Google en el espacio.


Como era de esperar, Google reaccionó mostrando su propio chatbot llamado Bard, una parte de la Búsqueda de Google. La gran pregunta es: ¿Cómo cambiarán Internet estos motores de búsqueda impulsados ​​por IA del futuro cercano? Si bien aún no hay nada seguro, nuestras seis predicciones deberían darle una idea de qué esperar.


1. Los usuarios obtendrán respuestas instantáneas a través del chat.

El objetivo básico de los chatbots de IA como ChatGPT y Bard es ahorrar tiempo a los usuarios. En este momento, si busca una consulta en Google, por ejemplo, se le muestra una lista interminable de artículos, y espera encontrar manualmente su respuesta leyendo suficientes. Si lo piensas bien, este método no es muy eficiente.

Cuando le preguntas a alguien sobre algo en el mundo real, por ejemplo, no esperas un comentario largo y exhaustivo que detalle todo sobre el tema. Más bien, espera una respuesta breve y personalizada basada en la experiencia que use ejemplos y metáforas y que sea fácil de entender. Si desea obtener más detalles más adelante, empújelos a elaborar más.

Esto es exactamente lo que la investigación de IA está tratando de replicar. Está tratando de eliminar el trabajo pesado de la búsqueda en Internet y proporcionar respuestas instantáneas, relevantes y precisas sin que tenga que hacer todo el trabajo duro para descubrirlo usted mismo. Pero como puedes imaginar, no es tan fácil.

Todavía hay muchos problemas con los chatbots de IA, como la imprecisión, el sesgo y la tendencia a ser repetitivos. La solución de estos problemas a largo plazo requerirá muchos comentarios de los usuarios para permitir que el algoritmo identifique mejor la intención y el contexto detrás de las consultas de búsqueda.

2. La búsqueda se volverá más conversacional

Cuando busca una consulta en Internet hoy en día, no lo hace de una manera que sería natural, sino de una manera que cree que el algoritmo entenderá. Esto significa que debe escribir palabras clave específicas y tener al menos una comprensión básica de la jerga de la industria relevante para su consulta.

Entonces, en lugar de buscar «¿a dónde debería ir de vacaciones este año?» busca «10 mejores destinos de vacaciones en 2023». Hacemos esto porque usar un motor de búsqueda se siente instintivamente como una encuesta y, por lo tanto, es metódico, pero hablar con un chatbot puede parecer más conversacional. Significa que podrá optar por un lenguaje más natural.

3. La verificación de hechos se convertirá en una carrera importante

La inexactitud es y quizás sea el mayor problema con la investigación de IA en el futuro previsible. A medida que aumenta la disponibilidad, imaginamos que la mayoría de las personas podrían pasar lentamente de hacer su propia investigación a confiar en el chatbot y confiar en nuestra palabra. Esto es extremadamente peligroso por razones obvias.

Para combatir esto, es muy probable que Google y Microsoft contraten equipos enormes dedicados a verificar los hechos y limitar la difusión de desinformación. De la misma manera que la moderación es una parte clave de las redes sociales, la verificación de hechos se convertirá en una parte clave de la investigación de IA.

La búsqueda de IA hará que las compras en línea sean mucho más convenientes. En lugar de tener que pasar por múltiples revisiones de múltiples productos de múltiples creadores, simplemente puede pedirle al chatbot las mejores recomendaciones de la categoría de producto que está buscando.

Incluso puede pedirle que compare especificaciones y precios y obtener un resumen instantáneo de las características y limitaciones de los productos que encuentre interesantes, luego simplemente elija uno de la lista. El resumen también contendrá un enlace de Amazon, para que pueda acceder directamente a la plataforma y comprar el artículo.

En toda esta situación, las únicas partes que están ganando son usted y Amazon. Pero los creadores de productos, las publicaciones y los revisores estarán en una posición difícil y probablemente no querrán que su contenido se use para resumir a través de un chatbot.

5. El contenido escrito por humanos será una prioridad

El contenido generado por IA no está técnicamente en contra de las pautas de búsqueda de Google, pero la compañía aclaró que «el uso de la automatización, incluida la IA, para generar contenido con el propósito principal de manipular la clasificación en los resultados de búsqueda es una violación de nuestras políticas antispam. «

Básicamente, eres libre de usar contenido generado por IA como modelo, pero no como producto final. Usar ChatGPT para la tarea es una cosa, pero usarlo para escribir contenido comercial no solo es poco ético sino también una muy mala idea a largo plazo.

Las cualidades únicas del contenido escrito por humanos, como la originalidad, la experiencia previa, el juicio, la narración y la perspectiva única, serán más valiosas en la era de la investigación de la IA. ¿Por qué? Porque de la misma manera que las personas odian responder llamadas automáticas de empresas, es probable que también odien leer un artículo que saben que no está escrito por un ser humano real.

6. Los sitios web perderán tráfico de búsqueda

Hemos visto cómo la búsqueda de IA ayudará a los usuarios a ahorrar tiempo y potencialmente crear más trabajos, pero aún no hemos abordado el problema: la monetización. Eventualmente, la búsqueda de IA será lo suficientemente satisfactoria como para que los usuarios ya no sientan la necesidad de visitar páginas web. Esto es genial para los usuarios, pero una pesadilla para las publicaciones.

Internet, tal como lo conoce hoy, funciona con ingresos publicitarios. Si la gente deja de leer tus artículos, tus publicaciones perderán tráfico e ingresos publicitarios. Si pierden ingresos por publicidad, no pueden pagar a su personal. Si no pueden pagar a su personal, no se produce contenido nuevo. Y si no se produce contenido nuevo, estos chatbots de IA no tienen nada que resumir. Eventualmente, Internet muere.

La respuesta de Microsoft a este argumento es que la gente seguirá queriendo profundizar y hacer clic en las páginas web a pesar de tener un asistente de chatbot. Pero este puede no ser el caso.

Como hemos visto con el auge de otros contenidos de formato breve, la mayoría de las personas probablemente no querrían molestarse en hacer esto si ya obtienen respuestas breves y rápidas a sus preguntas, incluso si es a costa de perder el contexto. Solo el tiempo dirá cómo resultarán las cosas.

La era de la investigación en IA está aquí

Todavía hay cientos de preguntas e incertidumbres que deben abordarse sobre la investigación de la IA. Como fanáticos de la tecnología, estamos muy emocionados de ver cómo evolucionan las cosas y experimentar las formas en que la tecnología puede beneficiarnos. Pero parece que también hay inconvenientes en esta nueva forma de búsqueda.

Puede ahorrar mucho tiempo como usuario al obtener un resumen rápido de sus preguntas, pero si no hay más incentivos para sus creadores y lanzamientos favoritos, ¿de dónde vendrá el nuevo contenido? Seguimos curiosos y atentos a ver los desarrollos que se desarrollan entre otras tendencias tecnológicas este año.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *